Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dijous, 14 de novembre de 2013

Espiritualmente competente

Ser espiritualmente competente no consiste en tener muchos conocimientos teológicos. Más bien se trata de personas que a lo largo de la vida han articulado conocimientos, habilidades y actitudes espirituales y los emplean en su vida cotidiana.

Una persona es espiritualmente competente cuando:

* Puede hacerse preguntas hondas, nacidas del asombro y se pregunta ante la realidad y su sentido.

* Es capaz de percibir la experiencia de Dios.

* Alcanza a distinguir cuál es el sentido del mundo y de la vida de la tradición religiosa.

* Esta preparada para identificar las experiencias religiosas.

* Desarrolla vínculas empáticos tanto con creyentes como no creyentes.

* Es capaz de identificar los valores propios y comprender los demás.

* Aprende de sus errores y aprovecha sus aciertos.

* Valora las aportaciones positivas y negativas de las religiones.

* Dialogo libremente sobre las cuestiones de sentido, trascendencia y misterio.

* Aprovecha las tradiciones religiosas como mediadoras para la paz y la justicia.

* Formula correctamente las creencias de su opción religiosa y otras.

* Interpreta los significantes litúrgicos.

* Asume los tiempos, espacios y fiestas religiosas.

* Medita y contempla la vida individual y colectiva.

* Facilita que su opción religiosa afecte a todos los ámbitos.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada